Cosas que pasan (1)

El otro día, estando en la caja del súper haciendo cola, un señor mayor y su señora también mayor hicieron notar a la cajera que les había cobrado un “zumo de mango” que no llevaban. La cajera dijo que eso era imposible, así que el hombre y su mujer vaciaron medio carro para que se pudiera comprobar. La cajera trataba de hacerle entender que si no llevaba zumo de mango, este no podía aparecer en el ticket. El señor insistía en que si que salía, y en que él lo que llevaba eran tres zumos de melocotón que estaban bien cobrados. Total, que antes de pasar mi compra, la cajera cogió el ticket, lo reviso y levantando las cejas al tiempo que miraba a la pareja les dijo que allí no ponía zumo de mango, sino sólo mango, y que se refería al mango de la fregona que habían comprado y que sobresalía ostentosamente por una esquina del carro…

[¿Cómo es posible que a las 8 de la mañana haya gente en el metro que huela a barrica de vino añejo, como si se hubiera bebido la cosecha de los últimos tres años?]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: