Estoy hasta los mismísimos…

… de los que se creen por encima de todos y de todo, y se convierten en policía, fiscal y juez.

… de los que juzgan sin conocer, y completan lo que imaginan con la misma maldad que usan para moverse por la vida. 

… de los que no están contentos con lo que tienen y enredan en lo que no tienen solamente por envidia.

… de los que no son nada y se creen todo, y andan pisando fuerte sin inmutarse de a quién joden por el camino. 

Una mamarracha de medio pelo me ha puesto en un compromiso en mi trabajo por validarse frente a sus jefes. Tomo nota, porque no pienso consentir que se comprometa no profesionalidad. Arrieros somos…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: