Endodoncia (1)

Esta tarde (16.30 horas) me hacen una endodoncia. Cuando escribo esto, estoy en la fase I de la intervención, que en mi caso es estar muerto de miedo. Un colega de Twitter (a veces se encuentra más ayuda en esa red social que cuando tiras de agenda) me ha explicado la operación punto por punto: un pinchazo (o dos), tornos, motores, rotores, limas y empastes provisionales. Ah, y luego dos horas con la lengua dormida, o sea, lo que viene a ser babeando por un costado de la boca. Me ha dicho que nada de comer para no hacerme daño, pero que si que puedo fumar, así que eso que me llevo por delante. En YouTube hay un par de videos en los que se ve una endodoncia, pero no me he atrevido a verlos. Si que he leído cosas, y he visto fotos y gráficos, que me no me han tranquilizado nada de nada. Ni eso ni todas las palabras de ánimo que me han venido dando desde que tengo la cita, que agradezco sinceramente pero que no han servido para calmar mi espíritu. Definitivamente soy un cobarde…

(Continuará con el relato de la endodoncia, y si no acabo en las urgencias del ’12 de Octubre’, con el postoperatorio)

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: