Ah, con la tecno-comunicación social…

Me han dicho que Messenger ya no se lleva, que se ha quedado desactualizado, que ya no lo usan más que cuatro colgados y los chiquillos. Ahora lo más “brutal” es hablar por el chat de Facebook, que para eso es el sitio donde tenemos creada nuestra nueva comunidad social, virtual eso sí. Pensándolo bien, debe ser cierto. A diario me doy cuenta de que tengo muchos colegas de mi face con el punto verde puesto de que están conectados, lo que quiere decir que la red está muy activa, con la gente a tope subiendo fotos, haciéndose fans de las páginas más disparatadas, y por supuesto, dispuestos a la conversación por el chat. Así que MSN ha muerto, viva Facebook. El día que a sus creadores les de por regalar cuentas de correo @facebook.com, los días de Hotmail estarán también contados. Es lo que tienen las herramientas de comunicación por la red de redes versión 2.0 (ó 3.0, que es difícil seguirle la cuenta).

A mí me vuelve loco Twitter. En 140 caracteres puedes contar mil cosas. Yo lo tuiteo todo, así que este finde me han dicho que me parezco a Hannah Montana, supongo que porque esta chica (he debido buscarla en Google, porque no tenía una idea muy clara de quién es) tendrá en su serie los dedos pegados al teclado del móvil como los tengo. Me ha hecho gracia la comparación, sobre todo después de ver a la muchacha y sus modelitos de colores y el rollo de su serie-show. Me estoy pensando firmar algunos tuits como Hannah, siempre que Disney no me demande por romperles la licencia de uso de la marca.

Total, que abajo MSN, arriba Facebook y a muerte con Twitter. Es lo que tienen la tecnología y la Sociedad de la Información, que las versiones de las cosas punto algo corren que se las pelan, y los nuevos modos de la socio-virtualidad marcan los formatos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: