Domingo del señor y aperitivos

Hay en la parroquia un grupo, de las señoras del coro, de lo más pintoresco. Los domingos, después de la misa de 12, se van al bar de enfrente de la iglesia a tomarse algo. Yo siempre creí que se pedían unas raciones de rabas o de caracolillos con las bebidas, pero resulta que no. Que el condumio corre por cuenta de la beneficencia del local. Los aperitivos se acompañan de patatas, cortezas de cerdo y aceitunas que son cortesía de la casa. Menuda decepción. Yo me hacía a las beatas sorteándose quién corría con el dispendio entre criticas a la pastoral del sacerdote y comentarios a la ejecución del repertorio musical. Pero resulta que no, que las tapas van a la cuenta del gratis et amore. Ya nada es lo que era, ni siquiera el vermú tabernario del catolicismo local, que tira a agarrado y se disculpa de pagarse una ronda de sólidos. Qué mal está todo…

2 Responses to Domingo del señor y aperitivos

  1. Libertario dice:

    Miras que eres candido…pensar que estos se gastan un €, de que demonios piensa que han vivido 2.000 años. Del sablazo.

  2. josé luis dice:

    La iglesia, como la monarquia, la mantenemos todos los ciudadanos y luego se quejan algunos de que en este país hay muchos funcionarios (igual si), pero a la iglesia que la mantengan sus seguidores y a la monarquia lo mismo. Ya lo decia un ex-senador cántabro: “el Rey lo es por herencia y por bragueta”

A %d blogueros les gusta esto: