Después de la gloria

Ya he vuelto de Nueva York. Qué gozada de ciudad. Nos lo hemos pasado de vicio. Ha habido de todo: nueve horas de ida, lluvia, sol, calor, misas, Harlem, Top of the Rock, Zona Cero, Abercrombi and Fitch, Central Park, premios MTV en Radio City Music Hall, el Fantasma de la Ópera, Times Square, metro, barco, presidente Obama, overbooking en la vuelta, maleta rota… Trataré de ir contando cosas poco a poco, que estoy con la depresión post-vacacional (es una excusa cojonuda para ponerle mala a cara a la gente y andar huraño en el despacho).

Espero que mucha gente me haya seguido con mi twitter. Allí lo usa todo el mundo para todo. Nos regalaron unos juegos de mesa por twittear una foto nuestra con míster Monopoli (pincha aquí para verla). Fue la mar de divertido. No me explico por qué aquí sigue sin usarse (os dejo el enlace para que os deis de alta: www.twitter.com) Merece la pena.

Bueno, pues lo dicho. En las próximas sesiones, seguid mi crónica de un español en NYC.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: