¡¡¡Colárseme a mí!!!

El otro día, en Ikea, una mamarracha se quiso colar en la fila de la caja. En realidad, del servicio de autopago (tú pasas los artículos, los abonas, firmas y te piras. Lo último en el territorio Ikea-lo-haces-tú-todo). Estábamos justo en la línea de “espere su turno” y un tipo en pantalón corto y chancletas (¿habrá una vestimenta con peor gusto?) nos pasa por la izquierda tan pichi buscando máquina libre. Le hago notar que esos dos bultos que están justo a la entrada de la zona de cajas somos nosotros, que por supuesto estamos antes que él para usarlas. Se da la vuelta, sin disculparse (para qué) y es la imbécil de su mujer la que toma el relevo. Con cara de lista nos dice que “aquí hay que pagar con tarjeta”. Activó el mecanismo “Víctor-se-la-come-con-patatas”. Ja, conmigo fue a dar, que las pillo al vuelo y me dije “la petarda esta insiste en colarse y pretende hacerlo dialogando como si ella fuera de capital y nosotros de pueblo”. Así que me remangué, puse mi mejor no-sonrisa, el más colorido de mis tonos de voz de borde, y me fui a por ella. “Ya, ¿y qué?”, respondí sin mover más que los músculos de los labios. “Pues que si no vais a pagar con tarjeta tenéis que ir a una caja normal”, insistió. “Pagaré con lo que haya que pagar, que para eso me he puesto aquí y estoy el primero y antes que tú”, regurgité. Y fin de la conversación. El resto fueron murmullos de la petarda con su marido (calvo, blanquecino y regordete, seguro que cinco años más joven que yo pero representando 10 más), el pasar de nosotros a lo nuestro (ticar, pagar y largar), y el atascarse ellos en su máquina porque no fueron capaces de manejar la pistola lectora de códigos. ¡¡¡Encima!!!

Moraleja: si te vas a colar hazlo con estilo, no con retintín de vieja resabida. Y ojito con tratar de hacérsela a Víctor. Caca, nene.

One Response to ¡¡¡Colárseme a mí!!!

  1. M.C. dice:

    Eres un krac, eres mi idolo, el Robin Hood de los que intentamos pasar de puntillas…..ya está bién de que a este tipo de personajes les salgan las cosas redondas.Me parece estupendo que no hagamos la vista gorda cuando nos quieren hacer TONTOS.
    salu2

A %d blogueros les gusta esto: