Coge, coge, ‘ques’ gratis

Lo del “coge, coge, ques gratis” a gritos en un buffet libre de hotel definitivamente es español. Los cuidadosos extranjeros son más discretos, y si se atiborran como cerdos, no se les llega a notar. Los nacionales se ponen los platos hasta arriba de lo que nunca tomarían en sus casas (porque es creencia generalizada que el hecho de que un español desayune huevos, panceta, salchichas, seis donuts, dos rebanadas de pan con aceite, macedonia de frutas, un vaso de zumo de naranja, otro de piña, otro de melocotón, muesli y un yogur con bífidus le hace más exquisito) y lo hacen con ostentación, moviendo mucho las manos en dirección a las bandejas de los alimentos y enseñando los platos en alto hacia la mesa del fondo (donde está el resto de la pandilla pueblerina) como si fueran el trofeo de un torneo deportivo. Si son mayores, por eso del hambre que se pasó en la guerra, incluso apañan para pasar el día. Y si no son mayores, pues también, “ques gratis“. Ya no se pide un poco de albal para llevárselo a puñados, que explotando al máximo las opciones del hotel puede usarse la bolsa que dejan en la habitación para la ropa sucia.

Es curioso que no pasa lo mismo con la prensa de cortesía, lo que deja claro que aquí somos más de comer que de leer, siempre que pague otro, claro. Puede que de ser deportiva si que volara a la misma velocidad que lo hacen del buffet plátanos, yogures y bollos como para un regimiento. Es lo que lleva lo gratis, que a los españoles siempre nos viene bien, incluso cuando ni sepamos para qué sirve.

One Response to Coge, coge, ‘ques’ gratis

  1. juan antonio dice:

    Lo mejor es no saber para que sirve, sino no tiene gracia decir “Mira lo que he atrapado!, no se para que es pero a que esta chulo”

A %d blogueros les gusta esto: