Uno que sabe que escribo

Hace tiempo, un hoy exdirector general me presentó por la calle a un todavía director general, que tuvo la ocurrencia de decir que me conocía porque yo era uno al que le gusta mucho escribir. No dijo nada incierto. Fue el tono que usó, entre condescendiente y despectivo, como que no le hiciera gracia lo que escribo (que no se la haga que escriba ni me lo planteo, porque sería el colmo). Desde entonces, le tengo una manía, por supuesto, de tan largo recorrido como aquel retintín. Me he acordado de esto al cruzarme con él ayer (no iba de interventor ni de apoderado, por cierto, sino de dominguero), con una bolsa con diez periódicos (como si eso le diera prestancia cultural), su tripa de alto cargo (y su culo de poltrona) y unos chiquillos.

La verdad es que no estoy seguro de que sea un tipo solvente políticamente hablando, aunque su jefa le estima y hasta en el PSOE ha tenido pretensiones (o eso dicen los que no le quieren bien, que parecen muchos). De lo que hace en el gobierno no puedo hablar ni bien ni mal, porque es tan aburrido que no lo sigo. Nunca he leído nada suyo, quizá porque no le guste escribir, tal vez porque no lo sepa hacer bien. Lo que es seguro es que si escribiera, a mí, aunque no me gustara, ni se me ocurriría hacerle un chiste por ello o poner tonito al reconocérselo como entretenimiento. Esta provincia es así, con muchos provincianos venidos a más desde sus despachos de gerifalte del tres al cuarto.

One Response to Uno que sabe que escribo

  1. IP dice:

    probablemente lo que le molestara es tu franqueza… Es lo que tiene la libertad de expresion … que molesta..

A %d blogueros les gusta esto: