Ruido de fondo

Ayer al llegar por la noche a casa, me puse el debate del Estado de la Nación. Yo pongo la tele por tener ruido, y qué mejor para hacer compañía sin tener que estar pendiente de la imagen que el runrún del parlamento, que además es armónico. Total, de no valer para nada en lo práctico, al menos que sirva para ayudar a sentirse acompañado. Aunque si lo pienso bien, triste destino el del que se tiene que ver acompañado de los diputados cotorreando en la tribuna del Congreso, ¿no?

El caso es que estaban en sus turnos Llamazares, con mucha pinta de pobre hombre y con un discurso un poco mohoso, que hizo una cabriola dialéctica a cuenta de los apellidos del presidente digna de La Hora Chanante. Luego salió su compañero de lista, pero que forma como una especie de subgrupo (son dos, y tienen cada uno sus propios asistentes parlamentarios, para ahorrar gastos debe de ser…), Joan Herrera, que tiene pinta de listillo de la clase. Fue más didáctico: para explicar no sé qué de los transportes se sacó del bolsillo unos pases de metro de Barcelona y de Madrid, aunque creo que lo que quería era darse el pego de que él usa el servicio público.

Pero el mejor fue Ridao, de Esquerra Republicana de Cataluña. Tiene un hablar calmado y en voz baja, como un susurro y como casi todos los catalanes, de encantador de serpientes o hipnotizador de feria. No miraba casi los papeles, y no soltó ni frases hechas ni chistecillos a los que tan dados son los políticos cuando quieren ponerse estupendos (se los ríen ellos mismos mientras las masas de su grupo jalean, y los del contrario patalean). Lo peor del catalán, el traje. Que digo yo que para el pastón que gana este hombre, podía comprárselos de su talla. Era como de tienda de barato: las mangas por los codos, y las hombreras, diez centímetros más allá de los hombros. Fatal. Estuve esta mañana por mandarle un correo recomendándole  Zara, o Massimo Dutti, que son baratos en el prêt-à-porter.

A las once y algo la pobre locutora (menudo coñazo de trabajo que le tocó) anunció que aquello se acababa y tuve que pasarme a Canal Odisea, que tenía algo también de animales (;-))

One Response to Ruido de fondo

  1. Alfonso dice:

    No seas cruel con Ridao. Fíjate en ese bípedo que tiene de compañero ,el Tarda y verás como la diferencia es sideral.

A %d blogueros les gusta esto: