Toreros en esmoquin y niños disfrados

¿Por qué cuando en una foto de una cena de gala con toreros sale un político y un torero, el torero parece torero y el político un camarero? Esta semana se han dado unos premios en Santander de no sé qué cosas de la Feria de Santiago, y en cualquier foto en la que se fije uno los toreros están estupendos con sus esmoquines y los políticos y las comparsas parecen los extras que hacen el comedor. Con todo mi respeto a los extras, que seguro que preferirían trabajar en vaqueros, que es más cómodo.Dice José Manuel que debe ser porque el traje del torero es suyo y hecho a medida, y el del político de alquiler. Puede ser, sí, pero entonces los políticos debieran alquilar en tiendas de ropa y no de disfraces. Y mi amigo Sandoval que es porque el oficio del torero es la estética. Pues también, pero entonces los políticos deberían aprender a posar como toreros y no como comparsas de carnaval. El caso es que yo me quedo con los toreros, que tienen una estampa estupenda y les sienta el esmoquin como un guante. Pero de su talla,no como el de los comilones de los políticos, que parece que se los han pedido al enemigo

Que risa me he pasado con los disfraces de los niños chicos para carnaval. Los padres tienen un humor de narices, y las criaturas aguante de cojones. Porque menudo calor tienen que pasar los pobrecillos metidos en esos trajes gordos de borreguito, sudando como animales. Ahora que también son superagradecidos. Los padres elijen el disfraz, que costará una pasta, se lo calzan al chiquillo, lo pasean para orgullo de vecinas y conocidos, y el niño no dice ni mu. Van de vaca, de mariquita, de perro, de dragón, de oveja, de jirafa. Hombre, también los hay con trajes de tela de esa que hace brillos, que es más fina pero menos divertida. Como los esmoquines de los políticos en las cenas con los toreros. El caso es que los niños van a su bola, envueltos en sus trajes térmicos y con el pelo empapado de sudor, y yo me meo de la risa con la pinta que tienen. Todos nos divertimos, que para eso es el carnavla, ¿no?.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: