Nueva etapa

Hoy, sábado 16 de junio, he cesado como edil del ayuntamiento de Santander. Ha terminado una etapa fantástica en lo personal, dura en lo político, pero muy satisfactoria, y creo sinceramente que provechosa y responsable.

A partir de ahora, hablaré con más libertad. Seguro. Ya no me refrenará la necesidad de la corrección política por el cargo (tampoco estoy seguro de haberla tenido en demasía siempre), y podré dar caña a diestra y a siniestra. Que me perdonen si en los dos lados alguien se siente molesto por cuanto diga, pero es lo que tiene la democracia, que está por encima hasta de los intereses partidistas.

Espero ser veraz, aunque las opiniones hechas con respeto siempre son veraces. Y admito la crítica, y la contraopinión. Faltaría más. Y también espero no ser perseguido, aunque si lo soy, serán también las cosas de la democracia.
Leeré la prensa diaria, seguiré la actividad municipal, veré cómo gobierna el PP, y qué oposición hacen PSOE y PRC, y diré qué me parece todo. Con las misma cara que hasta ahora.

Nuevos tiempos, que decía un slogan de campaña triunfador.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: