Julio y Pilar han vencido

Julio por fin es Julio. Bueno, en realidad lo fue siempre, desde que nació malamente encerrado en un cuerpo de mujer que seguro no sentía como suyo. Ayer, 10 de abril, venció en su lucha por reconocérsele algo obvio, por dentro y por fuera, que le coloca ya en el camino de la normalidad que jamás debió faltarle. Ni a él, ni a su madre Pilar, que luce en la foto acompañando a su hijo con los papeles del triunfo más feliz y orgullosa que el propio Julio.

La pelea de Julio ni es nueva ni es sólo suya. Muchas mujeres y hombres han convivido, y aún conviven, con el problema de erguirse frente a la sociedad que les rechaza con un sexo legal que no es el que sienten, ni por supuesto el que quieren mantener. Operados y operadas o no, los transexuales han vivido en el oscuro espacio que la ciudadanía que se dice de bien y ordenada reserva al que repudia porque sí, del que se rie, al que ofende, del que hace escarnio hasta la destrucción. Ellos y sus familias, porque muchas Pilares han acompañado al destierro social a sus hijos e hijas, donde han sido un apoyo esencial y único ante la fina línea que les habrá separado una y mil veces de la perdida absoluta de la razón y la cordura.

Todos los que entendemos que la Igualdad no es un simple derecho sino uno de los elementos fundamentales que configuran la óptima y justa vida en sociedad, debemos alegrarnos por Julio, que ha logrado dejar atras, en ese papel administrativo que casi siempre lo aguanta todo, a una persona que nunca fue para ser él mismo. Pero sobre todo debemos hacerlo por Pilar, que en su calidad de madre habrá sufrido por su hijo y con su hijo hasta el desgarro, pero que ha estado a su lado hasta el mismo día de la victoria.

Hoy, Julio y Pilar han ganado a esta sociedad injusta y cruel que no comprende porque tiene miedo, y es demasiado ignorante. Lo que les queda por recorrer no compensará lo vivido, pero sin duda lo harán, además de con la cabeza tan alta como hasta ahora, con la felicidad de haber triunfado.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: