Silencio. Cómplice silencio.

Tengo para mí que en la desigual lucha entre poderosos y humildes, el silencio de la controversia siempre perjudica a estos últimos. Callar la reivindicación es malo, muy malo, porque en la quietud y el sosiego se mueven mejor las cosas sin llamar la atención. Las monjas y los curas saben mucho de esto. La maquinaria de la Iglesia, además de lenta, es tremendamente silenciosa, pero también inexorable y jamás deja de llegar.

Los padres, las madres, los alumnos y los profesores del colegio de La Enseñanza siguen en su labor de que a nadie le quepa duda de que lo que se pretende en ese centro es una canallada, especulación en su más descarnada visión y descarada hasta la infamia. Han ido recabando apoyos (los de los políticos, y más en estas fechas de urnas cercanas, no cuentan, porque es difícil concluir si son sinceros u oportunistas) y creo que la ciudad está con ellos. Y deben seguir gritando que el colegio no se cierra. Que si no hay vocaciones, mala suerte, pero que niños a los que formar en el conocimiento y educar en la convivencia sí que hay. Que cambiar educación por euros en metros de viviendas es una sinvergonzonería, sobre todo si viene de quienes hacen bandera constante de la solidaridad y el bien comunitario. Que niños sí, que casas no, o no allí. Y que todos a una, el colegio se mantendrá.

De decir que algo de responsabilidad tiene el ayuntamiento ya me encargo yo. Alguno de los que mandan o quieren mandar habrá sido el que ha permitido que el pacto colegio-por-millones se haya pintado en el Plan General de Ordenación Urbana. Solo no se ha incluido. El concejal de Urbanismo, o el de Medioambiente (tan de moda), debieran dar más explicaciones de qué les ha movido a aceptar el trueque sin contar con la comunidad educativa (que son todos, no solo las desamparadas monjitas). Y el resto de los ediles (me sumo, y entono el mea culpa, aunque hallamos votado que no) también por no haber estado más vivos y haber exigido explicaciones primero, que la fin y al cabo el Plan no surgió de repente.

Y de denunciar el silencio cómplice y enculpatorio del Obispado también me hago cargo yo. Ni una sola de las autoridades eclesiásticas han salido a palestra alguna a decir nada. Sí a criticar exposiciones y asignaturas que no controlan y permiten formar personas en el civismo laico, pero no a reconocer el desacierto de una operación que ciertamente les deja en muy mal lugar. Y quien calla, otorga. Con su secuaz silencio, la jerarquía se vuelve coautora y corresponsable, y por qué no pensarlo, directamente inductora de una acción mercantil tratada con ruindad y a espaldas de los afectados, que chalanea intereses sociales y colectivos con la codicia y la especulación. “¡Qué difícil es que entren en el reino de Dios los que confían en sus riquezas! (Marcos 10, 24)”.

No caben silencios tan locuaces en esta injusticia. La comunidad vinculada al colegio de la Compañía tiene razón, y hay que dársela, Todos, incluidos los que con la quietud del convento han ido dando pasos para levantarle al centro su hoy y su mañana. Gritando en la calle, y exigiendo que hablen, se expliquen y corrijan los que ahora callan.

5 Responses to Silencio. Cómplice silencio.

  1. Enriquez de Teran dice:

    hola. veo que el tema te preocupa y nadie te responde porque supongo que estaran de semana santa. Hare de abogado del diablo. Hechos probados: 1-El colegio es propiedad de unos particulares. 2- Con el dinero que recauden puede que reconstruyan las iglesias de que la guerra de Irak ha demolido. 3-El convenio entre educacion y el colegio era hasta 2009. Reflexion: ¿Cuanto vale la salle, escolapios, agustinos, esclavas y salesianos?. ¿tiene la consejeria de educacion para comprar unos terrenso en santander y levantar esos 5 colegios? A lo mejor no conviene meterse mucho con la mano que te da de comer porque si esos 5 deciden irse la consejeria de educacion no tiene presupuesto para construir esos colegios en santander.

  2. Anonymous dice:

    Como muy bien dices, en este momento las declaraciones provinientes de políticos no sabemos si son sinceras u oportunistas, de todos modos se agradece tu apoyo a nuestra causa. El proceso no está cerrado así que desde tu cuota de responsabilidad en el ayuntamiento no olvides que estás con nosotros. Una madre del Colegio de la Enseñanza

  3. Anonymous dice:

    soy madre y antigua alumna del colegio.Primero darte las gracias por tu apoyo,y decirte que desde la posición en la que estés no dejes de hablar de nuestro colegio,cuando se habla de uno todavía se piena en él y necesitamos que no se nos olvide.
    Yo no sé porqué el Obispado no se ha pronunciado,pero lo que está claro es que ellas son las propietarias y sólo deben cuentas a la orden.Sigue apoyándonos necesitamos todo el apoyo del mundo,del colegio la Enseñanza NO NOS MOVERAN.

  4. Anonymous dice:

    Hechos probados:
    1. El Colegio se ha beneficiado de subvenciones públicas, aportaciones a su fundación amén de otros ingresos que habría que auditar. A mi hija, alumna del colegio, no la ha dado de comer nadie, todo lo contrario, he tenido que pagar por sus servicios.
    2. El dinero que recauden se lo llevarán bien lejos de cantabria.
    3. Me han vendido un proyecto educativo en el que he creido y me han engañado.
    4. Si realmente las interesa la educación y son ciertos su motivos, donde está la alternativa para solucionar el problema ¿Salir corriendo?
    En estos momentos nos estan tratando como basura a pesar del comportamiento racional y sereno con el que estamos actuando.
    Un padre de alumna

  5. pilar dice:

    Soy madre y antigua alumna y estoy contigo en el sentido de que si el Plan está aprobado es porque se nadie ha luchado por los intereses de quienes estamos en este momento en una difícil situación, y al igual que los comentarios que me preceden, pienso que la lucha nos está haciendo fuertes y que las injusticias antes o después se pagan.

A %d blogueros les gusta esto: